Ir al contenido

Masterclass gratuita de Factor Risk ya disponible. Regístrate para recibirla.

Ver Masterclass
Juan Ramón Caridad en La Bolsa de Madrid - Braindex

Charla en La Bolsa con Juan Ramón Caridad

Conoce más de cerca al experto Juan Ramón Caridad y sus puntos de vista de la actualidad económica en esta charla mantenida en La Bolsa.

Un post de Rodrigo Fuentes

Responsable Formación.
Instituto BME.

Conoce mejor al reconocido experto Juan Ramón Caridad

Nos encontramos en el Palacio de la Bolsa de Madrid, concretamente en el Salón de Cotizar, espacio emblemático del Palacio donde antiguamente se reunían los Agentes de Cambio y Bolsa para ejecutar el cierre de la misma al finalizar cada sesión.

Nos acompaña Juan Ramón Caridad, profesor aquí en Braindex quien también es Managing Director en GAM Investments para Iberia, LATAM & USi, Patrono de la Fundación FIDE y Director Académico del Master de Finanzas e Inversiones Alternativas de Bolsas y Mercados Españoles, con quien tenemos el placer de tener una charla para compartirla contigo.

1. Gracias por estar con nosotros en nuestro maravilloso Palacio de la Bolsa. Eres un apasionado de las finanzas, ¿Qué te hizo enamorarte de este mundo?

Entre en los mercados financieros a finales de los años 90 y marcó mucho mi desarrollo profesional la primera crisis de las .com, la burbuja tecnológica. Me di cuenta cómo a pesar de estar trabajando en grandes entidades multinacionales, de los pequeños patrimonios también se hacían grandes fortunas, y me di cuenta que en esto de invertir siempre se habla de ganar, pero se dedica poco tiempo a hablar sobre las pérdidas que se producen. Eso me hizo interiorizar lo importante que era entender el funcionamiento de los mercados, ya no sólo desde el punto de vista de la rentabilidad, sino también del riesgo.

“Me di cuenta que en esto de invertir siempre se habla de ganar, pero se dedica poco tiempo a hablar sobre las pérdidas que se producen”

También la necesidad que tenía de ayudar, de explicar bien cuáles son los riesgos y de ayudar de verdad a planificar las finanzas. Al ver que si uno no es responsable a nivel técnico y también a nivel de valores en los mercados financieros, pues si hay algo peor que perder tu dinero es ver como personas que llevan trabajando 20 o 30 años ven desaparecer sus ahorros en cuestión de meses, semanas o incluso más de uno en cuestión de días.

Trabajaba en estrategia, pero ver desde fuera lo que sufrían las bancas privadas y los equipos de gestión me marcó mucho, en esa importancia de cuidar del dinero, cuidar de los ahorros, de entender que al final de todo hay personas, que son ahorros de personas después de pagar impuestos y que por lo tanto era más que un tema de enamoramiento idílico, era un tema más de conveniencia o necesidad de poder ayudar a esa gente.

2. ¿Qué es lo que desearías haber sabido cuando comenzaste tu carrera y cuáles son los recursos que más te han ayudado en tu camino?

Por desgracia sabía muy poco, una de las grandes deficiencias que tiene nuestro sistema universitario es que no profundizan prácticamente en nada respecto a los mercados financieros, es algo que arrastramos desde el colegio e infancia. Parece que hablar de dinero, hablar de planificación, hablar de ahorrar o de invertir es algo sucio o algo que está relacionado con la especulación.

Y sobre ese déficit, si hay algo algo que todos tenemos que afrontar en nuestra vida es precisamente eso, tomar decisiones que al final tienen una dimensión financiera.

Yo llegué a trabajar en un gran banco de inversiones estadounidense y lo primero que echaba de menos era el ser capaz de trabajar en inglés. La traducción de conceptos no era tan fácil ni tan obvia, y entender lo que es Investment Grade, y lo que es High-Yield por ejemplo me costaba mucho. El conocimiento técnico en inglés es una de las cosas que mas hubiera querido tener al principio de mi carrera, junto a una formación técnica para entender cada uno de los instrumentos, de los activos y de los mercados.

También es importante entender que diferencia hay entre los equipos de calidad, de desarrollo de negocio o de institucional sales, qué es el Asset Management y qué son los equipos de Private Baking, y qué diferencia hay con los de Investment Banking, por ejemplo.

El saber qué es, para que vale y cómo funciona cada instrumento y el saber quién es quién dentro de las grandes entidades financieras son un poco las 2 deficiencias que yo echaba echaba mucho de menos y que siempre en mi vida como profe he intentado resolver.

3. Nos encantaría saber cuáles son las tres personas que más han influido en tu vida profesional, ¿Nos las podrías nombrar?

Supongo que mi madre, mi padre y Enrique Castellanos, y suena a broma ya que Enrique es ahora el Director de Instituto BME, pero yo creo que gran parte de la proyección de lo que uno es profesionalmente se cocina en casa.

En ese sentido, los ciclos y la vida profesional son muy cambiantes, pero yo venía de tener una actitud en la que me quería dedicar a la formación, a la docencia, a la investigación y nadie podía pensar que acabaría trabajando en grandes multinacionales o en equipos de gestión o de distribución institucional de grandes gestoras internacionales.

El incentivo por mejorar y por intentar ser sólido técnicamente se lo debo mucho a mis padres, y el esfuerzo y la mentalidad de sacrificio viene mucho de casa y eso es clave en mi vida profesional.

Posteriormente, mi amor por la docencia aparece cuando el que era un antiguo compañero de la facultad que de pronto estaba en Instituto BME, un día charlando me dijo que necesitaban a personas que formaran sobre fondos de inversión.

Me abrió hacia la filosofía de formación de Instituto BME, una filosofía de servicio en la que de verdad intentan hacer una formación de máxima calidad, donde el negocio no se hace con la educación intentando maximizar la cuenta de resultados, porque es ahí donde está la esencia de evitar grandes males y grandes riesgos. Luego ya están los mercados para poder buscar maximizar beneficios o intentar coger o sacar partido de lo que uno ha aprendido.

Fue algo que transformó mi vida y que me sirvió para completar lo que era un poco mi vida más profesional corporativa, basada más en el esfuerzo y la mejora, con poder desarrollar mi vocación docente en un lugar que es súper competitivo y que busca la excelencia técnica, orientado a tener un impacto social.

Concluyendo, serían un poco mis padres y Enrique por las dimensiones profesional-educativa las 3 personas que más me han marcado

4. ¿Qué te parece la película La Gran Apuesta? ¿Crees que puede volver a darse una situación similar a la vivida en el 2008?

Si algo hemos aprendemos es que la siguiente crisis no se parece a la anterior. Toda la película de La Gran apuesta (The Big Short), es muy pedagógica y yo creo que ayuda un poco a entender cómo todo está interconexionado en la economía y que nada es gratis.

Si uno no es capaz de entender la naturaleza de los instrumentos, en ese caso de las hipotecas y de cómo se “repaquetizaban” esas hipotecas a través de que vehículos o a través de qué tipo de propuestas o de expectativas de rentabilidad/riesgo y sobre todo, abusando de pedir prestado dinero muchas veces y aspirando gracias a eso a conseguir rentabilidades meteóricas en poco tiempo, con prácticamente nula volatilidad, yo creo que es una enseñanza que va a tener capítulos de entregas futuras porque apela mucho a los instintos primarios que muchas veces tenemos todos de inversores de intentar conseguir rentabilidad sin riesgo.

No obstante, ni los bancos están en una situación parecida al estar ahora 3 veces más capitalizados, ni la regulación es ahora mismo equivalente, ni el conocimiento técnico que se tiene sobre esos abusos es el mismo. Todo esto nos puede hacer ver que no vamos a tener una crisis parecida a la del 2008, porque en 2008 fue una crisis de liquidez porque no sabíamos donde estaban los activos de mala calidad, es decir, porque muchos productos estaban trufados de activos que no eran solventes.

“Actualmente las crisis que estamos teniendo son más crisis de liquidez”

Actualmente las crisis que estamos teniendo son más crisis de liquidez, más por el efecto emocional, por decir, yo no puedo comprometerme a comprarte a ti algo si mañana tengo que venderlo, porque no estoy seguro si alguien me lo va a comprar, pero no dudo de la calidad del activo.

Yo creo que la gran diferencia de las últimas crisis que hemos tenido, como la de la película y la de Marzo de 2020, en la película nos pone un poco de una manera muy rigurosa cómo se cometieron excesos, y excesos los volveremos a cometer, pero las próximas crisis es poco probable que sean similares por eso, porque ni los bancos centrales, ni los bancos, ni los reguladores ni los conocimiento técnicos de hoy es equivalente a lo que ocurrió en 2008.

5. Desde Braindex creemos firmemente en la necesidad de divulgar la cultura financiera a todos los niveles. Sabemos que para ti también es esencial, de hecho creaste el canal La Cocina Financiera, ¿Nos cuentas al respecto?

La cocina financiera es una manera de transmitir o de poder demostrar que no hace falta tener una formación técnica en economía o en mercados financieros para entender los fundamentos de todo lo que tiene que ver con la inversión o la planificación financiera.

Viene un poco de la idea de explicar que un fondo de inversión es igual que una cazuela, o sea, tú necesitas un recipiente, un recipiente que te proteja, y en ese recipiente vas a poder poner ingredientes, que serán acciones, bonos, derivados, divisas o materias primas. 

“No es tanto lo que pones en la receta, que por supuesto importa, sino cómo lo cocinas, los tiempos, los niveles de liquidez, el cómo manejas la temperatura, las subidas y bajadas que puede tener ese guiso. “

A nadie se le escapa que si quieres que dicho guiso te dure necesitas una nevera, que se parece mucho a un depositario, y para llegar a ese guiso necesitas a un director de inversiones, a un jefe de cocina, a gente que cuide de la calidad o de la sostenibilidad, o de la higiene de estos productos, necesitas gente que controle los riesgos por si hay un fuego, que haya extintores. Todo eso es lo que significa el mundo de la gestión de activo.

Para saber en qué restaurante quieres comer, necesitas a un banquero privado, necesitas a una banquera que te asesore, de la misma manera que necesitamos muchas veces a un guía turístico cuando vamos a un gran centro comercial.

El centro comercial es muy parecido a las plataformas o a las bolsas. Tú tienes bajo una estructura un montón de opciones, y como tienes un montón de restaurantes, puedes tener productos de fast food, productos de cocina más tradicional, de distintas localizaciones, pero aquí lo importante es entender que aquello que hacemos en el mundo de la cocina tiene un paralelismo innegable, y que si cambiamos rentabilidad por sabor y riesgo por calorías, pues entendemos perfectamente que no hay sabor sin calorías.

No podemos aspirar a tener un homenaje gastronómico inmejorable pensando que es light y que no vamos a tener luego que hacer cierto deporte para no acabar con sobrepeso. Este paralelismo te permite entender que los alimentos no son solamente el color y el sabor, sino que tienen características secundarias que importan muy mucho.

De ahí que lanzásemos el concepto de la cocina financiera como una manera de comunicar transversal, intergeneracional, alejándonos un poco de las corbatas y los trajes pero con el máximo rigor para explicar que igual que hay alta cocina, hay altas finanzas y que no se puede decir: a mi comer no me gusta o no me gustan los fondos, eso per se, pues uno lo puede decir, pero no tiene rigor.

Hay que entender que si yo voy a un restaurante y le pregunto al cocinero, “Dame lo que más me guste”. El cocinero te dirá, depende de lo que te guste. Y si respondes:  “Algo que esté muy rico”, el cocinero dirá “Ya, pero tienes que matizar”. Pues es exactamente lo mismo que ocurre en finanzas y es por lo que nos sentimos muy identificados con Braindex.

Por eso es muy peligroso que la gente confíe en personas no cualificadas simplemente porque venden una aparente formación que muchas veces es propaganda a través de canales nuevos y que solamente por la accesibilidad ya le damos credibilidad.

El que haya formación con rigor, el que si yo quiero saber de medicina voy al médico, si quiero saber de arquitectura voy a hablar con un arquitecto, y si quiero saber de Bolsa pues es mejor que vaya a sitios como el propio palacio de la bolsa o Braindex, y yo creo que contribuir y apoyaros a ese mensaje para mi es una prioridad.

“Si quiero saber de Bolsa pues es mejor que vaya a sitios como el propio palacio de La Bolsa o Braindex”

6. Teniendo en cuenta los siguientes niveles: Principiante, Intermedio, Experto: ¿Qué libro de finanzas recomendarías a cada uno?

Va a sonar chocante, pero en finanzas, creo que es tan importante o más que leer, hablar con profesionales que sepan de verdad. Yo lo que recomiendo muy mucho es que, los mercados financieros son tan complejos que no existe un manual para resolver o para iluminar o para guiar, y el que trate de vender eso está dando una información sesgada y probablemente errónea.

Uno puede prepararse certificaciones, puede trabajar con manuales de distintas tipologías de productos, escuelas o finalidades, pero no tiene nunca que perder la perspectiva de que no existe un libro para un nivel básico, medio o alto.

“Lo mejor y muy importante es entender y hablar con profesionales para entender la fotografía global”

Juan Ramón Caridad

Lo mejor y muy importante es entender y hablar con profesionales para entender la fotografía global: Cuáles son los factores que mueven los mercados, cuáles son los instrumentos que debes de saber, y luego habrá distintos manuales o distintos libros para cada uno de los niveles según tus necesidades.

No es lo mismo alguien que se dedica a distribuir productos que alguien que se dedica a gestionarlos. No es lo mismo alguien que tenga una pasión por los mercados en el corto plazo que los que trabajan para planificar, y por eso yo huyo de dar un libro como si fuera una especie de mini biblia o de manual de supervivencia para distintos perfiles y lo que siempre animo mucho es que dediquen tiempo a hablar, tanto si eres intermedio, principiante o experto con profesionales, y que desde esa interacción y ese diálogo es como uno de verdad aprende y se enriquece y genera las fotografías mentales para luego poder entender y valorar cada uno de los libros en su justa medida.

7. Cuéntanos un poco sobre tus cursos en nuestra plataforma Braindex, ¿Qué pueden encontrar nuestros alumnos contigo?

Fondos de Inversión

El primero que lanzamos en Braindex fue el curso de Fondos de Inversión ya que viene a responder a una necesidad ya que es el vehículo que mejor protege los ahorros.

En caso de cualquier problema, ya sea con el que te vende, con el que te gestiona o con la entidad a través de lo que compras, tu dinero, tus activos están protegidos. El fondo es un recipiente, y ayuda entender que dentro de la normativa europea hay aproximadamente 15,000 fondos y que dentro de esos 15,000 fondos hay 40-50 tipologías, y entender cada tipología de fondo, qué es, para qué vale y cómo funciona es vital.

El objetivo es ayudar a los inversores a entender que un fondo no es más que una herramienta, y que en una caja de herramientas hay muchas y muy distintas, y saber cómo y cuándo utilizar cada una o cómo combinarlas es lo que cubrimos en el curso de Fondos de Inversión.

Behavioral Finance

Y luego, lo que hicimos con Behavioral Finance es transmitir que no solo de fundamentales, no sólo de realidades objetivables, cuantitativas de la macroeconomía o de las empresas, viven los mercados financieros.

Hay momentos donde son las emociones, la euforia y el pánico, el componente psicológico, el que genera el mayor foco de ineficiencias o de oportunidades a día de hoy en los mercados financieros.

No es el tener información privilegiada, porque entre otras cosas, es delito y lo que la realidad demuestra es que no hay nadie que sistemáticamente gane dinero. Lo que de verdad genera premios Nobel de Economía y de mayor ineficiencia son los temas relacionados con la psicología financiera, con el Behavioral Finance.

Pretendemos ayudar a los alumnos a entrar en ese mundo, en cierta medida desconocido, que parece que uno pierde su red de seguridad, deja de ser un científico analista y pasa a ser una especie de psicólogo, o a veces, si te descuidas, hasta aprendiz de psiquiatra. Nada más lejos de la realidad, explicar a la gente cómo se consiguen los Premios Nobel en Economía, qué factores emocionales condicionan mucho, qué errores cometemos como inversores a la hora de tomar decisiones que nos pueden llevar a la ruina y también entender que ese es un foco de ineficiencias y por lo tanto de grandes oportunidades de inversión es lo que cubrimos con el curso de Behavioral Finance.

Factor Risk

Y finalmente, el curso de Factor Risk. Los activos financieros tienen características o atributos secundarios, que les unen unos a otros exactamente igual que cuando hablamos de trigo, maíz, patata o arroz, pues son alimentos distintos de colores diferentes, pero, todos tienen en común que tienen mucha carga de hidratos de carbono.

¿Quién ha visto en su vida un hidrato de carbono? Alguno, pero pocos. Lo normal es que no hayamos visto cómo es un hidrato de carbono, pero todos sabemos que si nos alimentamos de pasta, trigo, maíz y arroz todos los días, pues probablemente acabaremos con sobrepeso.

Esos factores importan en un mercado porque igual que existen las proteínas o los hidratos de carbonos en el mundo gastronómico, existen factores que están relacionados con que algo tenga tendencia o no, que dé cupón o lo cobre, que haya reversiones o no las haya.

Es decir, hay factores en función de si das o no dividendos, si eres más o menos volátil que el índice, si tienes mayor o menos predisposición por determinados tipos de compañías, que va a condicionar al menos en un 50% la rentabilidad final en tus inversiones.

De tal forma que entender que hay sesgos o atributos que condicionan en un 50% el comportamiento de las acciones, los bonos o las materias primas que tú compres es algo que es fundamental que todo el mundo debe entender tanto para cuidar riesgos como también para construir carteras eficientes que tengan una amortiguación y que sean capaces de adaptarse a entornos cambiantes, y eso es un poco lo que cubrimos en el curso Factor Risk.

8. Dada la situación económica actual y la complejidad de los mercados, ¿Cuáles son las claves fundamentales para entender el funcionamiento de los mercados financieros?

Las claves se basan fundamentalmente en la premisa de que no hay una clave simplista ni lineal, lo que ocurre en los mercados financieros por supuesto depende de los fundamentales, de lo que hagan o dejen de hacer las compañías, los países y vamos a decir la influencia de la macroeconomía y la microeconomía en cada uno de los agentes.

Pero no solamente es eso. No solamente existen los fundamentales, sino que, en los últimos 10-15 años, el papel de los bancos centrales y de los reguladores es importantísimo, y el que hagan o dejen de hacer, el que tengamos tipos de interés negativos o los vayamos normalizando, el que los balances de las entidades financieras se vayan reduciendo o ampliando, tiene tanta o más importancia en algunos momentos que el anterior.

El tercer tema que no es baladí tampoco es que todo esto está metido en un entorno altamente emocional, como la industria se ha concentrado mucho, y como los equipos de control de riesgos son muy vigilantes, la presión que se ejerce a los que toman decisiones de inversión en cuanto sus apuestas no están funcionando, pues implica que se produzcan movimientos muy bruscos que es de lo que se trata de sacar partido en Behavioral Finance.

“Lo que es clave entender es que los mercados financieros no son una realidad, son cuatro, y esos 4 depende de: Las condiciones de liquidez, de lo que hagan o dejen de hacer los reguladores y bancos centrales, la influencia de Behavioral Finance y, por supuesto, los fundamentales.”

Juan Ramón Caridad

En una industria donde la liquidez no siempre es un derecho constitucional, donde hay que entender que si uno tiene un negocio, no es lo mismo gestionar ese negocio si cada nano segundo te obligarían a cerrarlo o cada día tienes que estar preparado para devolver el dinero, que cuando tienes la capacidad de invertir y nadie te habla en los próximos 3 o 5 años.

A través de qué vehículo, cómo funciona la liquidez, cómo está diseñada la industria, habiendo gente que es capaz de operar en micras de segundo y también entendiendo que hay productos que prometen liquidez intradía, otros diario, otros quincenal, otros anual, pues influye muy mucho también en cómo funcionan las reacciones, así que, lo que es clave entender es que los mercados financieros no son una realidad, son cuatro, y esos 4 depende de: Las condiciones de liquidez, de lo que hagan o dejen de hacer los reguladores y bancos centrales que afecta al ratio de solvencia, a criterios de sostenibilidad, a capacidad de comprar o vender activos, influyen mucho en Behavioral Finance, y esos sesgos, esos factores emocionales, esos atributos que tienen las compañías y ese comportamiento no siempre ligado a lo que normalmente es lo que más importa y, por supuesto, sigue siendo la base, que son los fundamentales.

9. Teniendo en cuenta esto último, ¿Qué consejos le darías a una persona que va a empezar a invertir?

Lo primero, que planifique muy bien lo que va a ser su plan de formación. Y que sepa distinguir entre lo que es tendencia o novedad de lo que son los fundamentos básicos.

Para que se me entienda, si uno quiere construir una casa, está muy bien buscar o intentar imitar al arquitecto más vanguardista, pero, antes de empezar, tienes que tener claro varias cosas… Primero cómo funcionan las licitaciones y las regulaciones de los permisos de obra, después tienes que entender al menos, cómo funciona la maquinaria o cómo se crea la estructura de un edificio, y cuáles son las sensibilidades, o cuando se te va a romper o cuánto puede aguantar determinada viga, o determinado ladrillo, o determinado cemento.

Tienes que saber hacer cemento, entender de ladrillos, vigas y de estructura es algo básico. Entonces alguien que empieza a invertir, lo primero que tiene que hacer es formarse en la parte técnica: Qué es, para qué vale y cómo funciona cada activo, cada producto y cada mercado.

“Entonces alguien que empieza a invertir, lo primero que tiene que hacer es formarse en la parte técnica: Qué es, para qué vale y cómo funciona cada activo, cada producto y cada mercado.”

También entender de la regulación, y que cuando uno asesora a amigos o conocidos, sobre todo los que dan consejos de inversión a través de canales, eso es algo que no está exento y lleva una regulación sujeta, y si no estás regulado pueden aplicarse unas responsabilidades legales en lo que se está haciendo, sobre todo a la que tengas mínimamente éxito o reconocimiento.

El asesoramiento financiero está regulado, entonces entender eso es lo segundo que es capital y luego cuando ya tienes claro los fundamentos y ya tienes claro la regulación te especializas; te especializas en lo que más te apetezca: en renta variable, en fondos, en criptomonedas, en materias primas o en divisas, pero, no debes asumir grandes apuestas o grandes posiciones hasta que no tengas muy clara las cuatro dimensiones que hemos hablado:

¿Entiendo bien cómo funciona el mercado? ¿Conozco las implicaciones de Behavioral Finance o de psicología financiera? ¿Entiendo cómo afecta a mi inversión los bancos centrales y los reguladores?

Y luego, sí, a partir de ahí me especializo y profundizo en los fundamentales y ahí están los mercados, pero yo mi consejo sería: Cuando voy a empezar a invertir tengo que pensar menos en construir casas molonas y mucho más en entender cuáles son los fundamentos y la regulación de una construcción.

10. ¿Dónde pueden nuestros lectores conectar contigo online?

Siempre la manera más fácil es a través de entidades reguladas o a través de equipos de formación profesionales. Entonces, ¿Cuál es la manera más fácil de contactar con personas como yo? A través del Instituto BME o a través de Braindex.

Por supuesto, como todo profesional, a través de LinkedIn y Twitter estamos todos presentes, pero yo insistiría muy mucho en hacerlo a través de entidades reguladas, para que esa interactuación sea de la más alta calidad y no nos basemos simplemente en consejos o recetas rápidas, y son a través de esas entidades donde la formación que se da o la interactuación que se da, lleva la seguridad en las recurrencia y los controles de calidad necesarios para que de verdad sea del máximo nivel.

“Yo insistiría muy mucho en hacerlo a través de entidades reguladas, para que esa interactuación sea de la más alta calidad”

A través de Braindex, donde existen plataformas como Discord donde se trabaja en ayudar a los alumnos a entender cuáles son las noticias o a cómo extraer el conocimiento técnico de todo lo que se publica en prensa nacional e internacional, que es la iniciativa de Sol y sombra, un poco para entender cuál es la dimensión técnica de lo que sé publica y luchar un poco de la manera más constructiva posible en huir de titulares sensacionalista y entender cuales son los trasfondos técnicos de las noticias publicadas.

Todo es formación publica disponible, pero lo que se está intentando desde Sol y Sombra en Braindex es entender la profundidad técnica rigurosa de lo que es noticia y ver la diferencia entre lo que es el titular y lo que es el trasfondo profesional o la dimensión analítica de lo que muchas veces se está hablando y ocupa el foco mediático. 

Esperamos que hayas disfrutado con esta charla y te haya aportado conocer los puntos de vista de Juan Ramón Caridad. Si quieres tener acceso a los audios exclusivos de Sol y Sombra en nuestro Discord, sólo necesitas adquirir alguno de los cursos disponibles de Braindex.

Te proponemos el curso de Factor Risk, para todo tipo de inversor con el objetivo de obtener una óptima relación rentabilidad/riesgo en tu cartera de inversión.

Descubre el curso Factor Risk con Juan Ramón Caridad

Iníciate en nuestra categoría de Mercados y Productos con el curso de Factor Risk, con el que aprenderás a a construir carteras de inversión con una óptima relación rentabilidad-riesgo.

Otros artículos que pueden interesarte