Ir al contenido

Incidencia de Vimeo resuelta ✔

Behavioral Finance: la psicología detrás de las decisiones de inversión

Entiende cómo la psicología puede afectar a tus decisiones de inversión gracias al estudio y concepto conocido como Behavioral Finance.

Un post de Rodrigo Fuentes

Responsable Formación.
Instituto BME.

¿Eres consciente de cómo afectan las emociones a tus inversiones?

La toma de decisiones de inversión es un campo en constante evolución y comprensión. En la teoría económica clásica, se asume que los inversores son seres racionales que toman decisiones que maximizan su utilidad. Sin embargo, la realidad es mucho más intrincada y emocionante, como lo demuestra el campo de estudio conocido como Behavioral Finance.

Este enfoque nos desafía a explorar las profundidades de la irracionalidad humana en el contexto financiero. Aquí, la premisa fundamental es que los inversores a menudo toman decisiones impulsivas, emocionales y, en ocasiones, irracionales, lo que puede resultar en consecuencias financieras significativas.

Más allá de la racionalidad

Behavioral Finance nos lleva más allá de la concepción de la racionalidad, desafiándonos a cuestionar la idea de que todas nuestras decisiones de inversión son racionales y basadas en la búsqueda de la maximización de la utilidad.

En la vida real, los inversores enfrentan desafíos que van más allá de la lógica pura. En lugar de actuar siempre de manera racional, los inversores a menudo se enfrentan a decisiones impulsivas y emocionales, lo que puede llevar a resultados financieros subóptimos.

Errores de autoengaño

Un aspecto clave que aborda Behavioral Finance es el concepto de “autoengaño”. Este fenómeno es esencialmente la tendencia de los inversores a engañarse a sí mismos al justificar sus decisiones de inversión.

Pueden hacerlo al seleccionar de manera selectiva la información que respalda sus elecciones, al sobrevalorar sus propias habilidades o al minimizar los riesgos asociados con sus decisiones. Este autoengaño puede ser costoso y llevar a la toma de decisiones financieras erróneas.

Atajos mentales y sesgos cognitivos

Behavioral Finance también destaca la influencia de los atajos mentales y los sesgos cognitivos en las decisiones de inversión. Los atajos mentales son reglas simplificadas que los inversores utilizan para tomar decisiones en lugar de analizar todos los datos disponibles.

Los sesgos cognitivos, como la aversión a las pérdidas, la sobre confianza y el exceso de confianza en la información reciente, también tienen un impacto profundo en la forma en que evaluamos el riesgo y la recompensa en nuestras inversiones.

Las importancia de las emociones

Las emociones juegan un papel fundamental en Behavioral Finance. El miedo, la codicia, la esperanza y la euforia son emociones comunes que pueden nublar el juicio de un inversor. La reacción exagerada a las noticias del mercado, ya sean positivas o negativas, es una característica común de las decisiones emocionales. Estas emociones pueden llevar a decisiones impulsivas y a menudo irracionales que pueden tener un impacto significativo en el rendimiento de las inversiones.

Por ello, si te interesa aprender más a fondo sobre esta temática, te recomendamos el curso Behavioral Finance, impartido por Juan Ramón Caridad, Managing Director en GAM Investments para Iberia, LATAM & USi. Veremos las principales aplicaciones prácticas de Behavioral Finance, como por ejemplo los indicadores de riesgo y euforia, los niveles de dispersión, o las deltas.

Descubre el curso de Behavioral Finance con Juan Ramón Caridad

Iníciate en nuestra categoría de Mercados y Productos con el curso de Behavioral Finance, con el que te adentrarás en la neurología y la psicología de las finanzas y entenderás cómo muchos inversores toman frecuentemente decisiones de inversión irracionales que llevan a perdidas.

Otros artículos que pueden interesarte